En la industria alimentaria es primordial la limpieza y la desinfección, con el fin de eliminar la suciedad y la materia orgánica de todo el material y superficies utilizadas para posteriormente desinfectar, eliminando todos los microorganismos presentes para poder garantizar la inocuidad de los alimentos.

Aunque la limpieza y desinfección son procesos distintos, siempre deben ser complementarios, veamos por qué:

  • Desinfectantes: son los encargados de reducir o eliminar la presencia de materia orgánica significativamente.

  • Detergentes: se encargan de limpiar las superficies y permiten al desinfectante actuar directamente sobre los microorganismos.

Con la desinfección se busca eliminar todos lo patógenos y no patógenos para no alterar la calidad y la vida comercial de los productos alimenticios.

La desinfección además puede realizarse mediante métodos físicos, temperaturas altas, desecación o irradiación o por métodos químicos, aplicando los productos desinfectantes.

Y en todos tiempos de pandemia, la desinfección y la limpieza son factores más que esenciales.


Artículo creado con información de dimasa.org.